23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Edimeco Revista>2016>Editorial>La fase preanalítica en la acreditación de los laboratorios clínicos

La fase preanalítica en la acreditación de los laboratorios clínicos

Natalia María Guevara Arismendy

Más allá de la habilitación y la certificación de los laboratorios clínicos como prestadores de servicios de salud con un sistema de gestión de calidad establecido, la búsqueda de las acreditaciones internacionales que avalen, respalden y soporten la competencia técnica de los laboratorios clínicos se ha convertido en una herramienta que, adicional a la obtención de un certificado, ha permitido el mejoramiento continuo. Esto, gracias a que los sistemas de acreditación establecen pautas específicas para la estandarización y el control de todas las fases de la prestación de los servicios de los laboratorios, en donde se incluyen aquellas más susceptibles al error humano, como la fase preanalítica.
Los servicios de habilitación de los laboratorios clínicos, al avalarlos como prestadores de servicios de salud en el territorio colombiano, establecen los requisitos mínimos que deben cumplir para su funcionamiento con énfasis en la capacidad técnico-administrativa, la suficiencia patrimonial y financiera, la capacidad tecnológica y científica, el recurso humano, las instalaciones físicas, la dotación y el mantenimiento, la gestión de medicamentos y dispositivos, los procesos prioritarios asistenciales, la gestión de riesgos y la seguridad del paciente, entre otros [1]. A su vez, los servicios de certificación, como la ISO 9001, a pesar de no ser específicos de los laboratorios clínicos, permiten la estructuración de un sistema de gestión de la calidad efectivo, cuya decisión estratégica de implementación ayuda a mejorar el desempeño y el desarrollo sostenible de las instituciones [2].
Luego de establecer un sistema de gestión de la calidad fortalecido se requiere mejorar y avalar la competencia técnica de los laboratorios clínicos a partir de una evaluación más rigurosa de su quehacer, por lo que la acreditación se convierte en una oportunidad invaluable para el mejoramiento de los mismos. Entre los entes de acreditación, específicos de los laboratorios clínicos, se destacan la Organización Internacional de Normalización (ISO), con su norma NTC-ISO 15189 [3], y el Colegio Americano de Patólogos (CAP), con su programa de acreditación internacional [4].
La NTC-ISO 15189, en su numeral 5.4. Procedimientos preanalíticos, hace referencia específica al manejo de la información de los pacientes y los usuarios, la información de la solicitud requerida y los procesos de toma y manipulación de la muestra primaria, transporte, preparación y almacenamiento previos al análisis [3], lo que brinda las pautas básicas para que los laboratorios clínicos estandaricen y controlen todos los aspectos relacionados con la toma de muestra. Incluso, en esta norma se describen los lineamientos de la orden médica y el uso y la recolección de los datos de los pacientes y usuarios, por lo que el alcance de su aplicación, de forma rigurosa y metódica por parte de los laboratorios, contribuye a disminuir las tasas de error en la fase preanalítica.